Wednesday, November 28, 2007

Fín de los textos impresos... llegan los digitales (I)

Motivación

La sustitución de los textos y otros contenidos impresos por sus versiones digitales, sobre todo en lo que respecta a los repositorios de conocimientos y creatividad de los humanos, libros, periódicos, revistas, publicaciones científicas y profesionales, manuales, guías, mapas, etc., es una consecuencia natural de la revolución de la informática y de la Web. Su resultado final futuro será la desaparición de la cultura de la impresión.

Es válido cuestionar los comportamientos, costumbres, preferencias, conocimientos y creencias humanas, aún los más aceptados y arraigados. De lo contrario no sería posible el progreso. Así, ante una tendencia aparentemente natural como lo es la digitalización de los textos, es oportuno detenernos a examinar sus reales ventajas y desventajas.

La motivación principal para digitalizar los repositorios de conocimientos humanos puede, en mi opinión, ser sintetizada de la siguiente manera:

El principal contenido de los libros, periódicos, revistas, publicaciones científicas y profesionales, y demás documentos impresos para fines de transmitir conocimientos, es la información. En el estado actual de la tecnología y la ciencia, el medio digital es donde la información mejor se puede almacenar, acceder, manipular y transmitir.

Ventajas

Dicho lo anterior, y para no teorizar en forma abstracta, listo a continuación los principales beneficios concretos de los textos digitales:

  1. Ocupan mucho menor espacio físico de almacenamiento.


  2. No se deterioran como los impresos en papeles.


  3. Favorecen el medio ambiente por los ahorros de papel (árboles) y la energía necesaria para su impresión, encuadernación y distribución.


  4. Permiten el uso directo de los textos digitales en software de presentación y proyectores en las aulas y salas de conferencias. Ahorra así la necesidad de fotocopias y uso de escáner.


  5. Facilitan y aceleran exponencialmente la transmisión de los textos digitales vía Internet y otros medios electrónicos. Esto es muy importancia para transmisión de información urgente a puntos lejanos: Transmisión de información de ayuda a barcos naufragados o a naves espaciales.


  6. Eliminan el problema de las ediciones fuera de imprenta y de las tiradas limitadas para las revistas y periódicos.


  7. Mejor manejabilidad y portabilidad para los lectores: Menor tamaño físico y peso, facilidad de búsqueda dentro del texto, mejores posibilidades de anotaciones, etc.


  8. Posibilitan el ajuste de los tipos, colores y tamaños de letras; y los fondos de las páginas para adaptarse al gusto individual de cada lector.


  9. Permiten tener simultáneamente más de dos páginas abiertas, aún no consecutivas.


  10. Posibilitan la incorporación de multimedia – animación, sonido y música - abriendo camino a un nuevo tipo de expresión artística.


  11. Incorporan enlaces a la Web.


  12. Permiten la corrección de las erratas en los libros mediante acceso vía Web al portal de la casa editora.


  13. Facilitan la traducción automática a otros idiomas, directamente por los usuarios, mediante los softwares de traducción que seguramente seguirán mejorando en cuanto a calidad. Se eliminan así las barreras idiomáticas.


  14. Permiten el uso de la tecnología que traduce textos a voces, y así facilitan enormemente el acceso a los textos para los no videntes. Con esa misma tecnología es predecible que en el futuro muchas personas sin impedimentos de la visión en vez de leer libros, periódicos o revistas, preferirán en ocasiones escucharlos. Esto será posible sin la disponibilidad de la versión auditiva de esos textos que, por lo de más, difícilmente se producirán en forma completa para los periódicos y revistas [1].


  15. Facilitan su integración a bibliotecas digitales, proveyendo mayor facilidad de acceso a más usuarios.


  16. Son las bases de la futura integración de todos los repositorios del conocimiento y creación humana en una gran enciclopedia digital universal o sistema de información universal, como lo denominó Andrei Sakharov en 1974 [2].

Desventajas

Ante esa cantidad de ventajas, ¿realmente existen las desventajas con respecto a los textos impresos? Desafortunadamente sí existen:
  1. Requieren la disponibilidad de un dispositivo electrónico que “traduzca o descodifique” los textos almacenados en forma digital y los presente en forma de letras inteligibles.


  2. Necesitan de la disponibilidad de la fuente de energía con la que pueda funcionar el dispositivo de lectura. Aún en presencia del dispositivo electrónico, si se agota o interrumpe la fuente de energía se imposibilita la lectura.


  3. Se incurre en gastos de energía durante el uso de los dispositivos de lectura.


  4. Generan desechos digitales (PCs, laptops y demás equipos viejos desechados). No obstante, es predecible que en el futuro la mayoría de los usuarios usarán sus teléfonos celulares, organizadores electrónicos, PCs, laptops, etc., para leer los textos digitales, así no deberían generarse desechos digitales adicionales más que los que generarían de por sí esos dispositivos, cuyos usos se extienden más allá de la lectura de textos digitales.


  5. En el estado actual (noviembre del 2007) todavía la tecnología de las pantallas no permite necesariamente una lectura totalmente placentera. Manejar muchos documentos simultáneamente puede ser limitado en la práctica por el tamaño las pantallas. Sin embargo, sí es de esperar que dicha tecnología siga mejorando, y esta desventaja desaparezca en el futuro.


  6. Los complicados y diferentes esquemas de la gestión de derechos digitales (digital rights management - DRM), usados para la protección del derecho de autor y propiedad intelectual pueden causar que en ocasiones la lectura del texto digital se torne imposible. Ejemplo: cuando se utiliza servidores en la Web para la verificación de la identidad del lector, y dicho servidor esté temporalmente fuera de servicio o la conexión a la Web no esté disponible en ese momento.


  7. La información almacenada digitalmente puede ser corrompida por ataques de virus informático y daños de dispositivos de almacenamientos (discos duros, CDs, DVDs, etc.). No obstante, la tecnología de la informática sí provee medios de respaldos (backups) para guardar y restaurar informaciones al alcance de los usuarios.


  8. Se pierde en gran medida la “relación personal” entre los libros y sus dueños. Para muchos un libro es una posesión muy personal con el cual establece una especie de “relación afectiva”. Con un medio digital invisible como los libros digitales es muy difícil que se pueda establecer esa afectividad. Es algo que lamentablemente va a suceder con muchos avances tecnológicos.

La última es una desventaja irremediable. Sólo podremos adaptarnos y conformarnos con aceptar a cambio las ventajas. Las más importantes son la tercera y la cuarta. Esperemos que a través del ingenio humano la energía renovable limpia sea una realidad en el futuro cercano. Lo mismo ha de esperarse en cuanto a los desechos: El remedio estaría en la búsqueda de medios para facilitar y abaratar el reciclaje de esos desechos, y utilizar materiales biodegradables y no contaminantes en la fabricación. De las otras, sí es predecible que serán minimizadas con los futuros avances tecnológicos.

Consideraciones finales

¿Cuánto tiempo les pudieran quedar a los textos impresos?

En cuanto a periódicos, revistas, publicaciones científicas y profesionales, manuales, guías, mapas, etc., la digitalización de sus contenidos es un proceso ya bastante avanzado y es posible que sus versiones impresas desaparezcan totalmente en unas pocas décadas. Dependerá en parte de que las infraestructuras de telecomunicación y el Internet lleguen a todos los rincones del mundo, a un costo razonable, y su uso sea ubicuo.

En lo que respecta a libros, con la excepción de las enciclopedias, su inicio ha sido más lento, y muy posiblemente tomará mucho más tiempo. Luego de la invención de la imprenta de Gutenberg a mediados del siglo XV, la creación de los libros manuscritos continuó por cerca de un siglo más, debido principalmente al costo de la impresión en aquella época. El desafío actual puede ser que mientras existan todavía áreas de extrema o alta pobreza en el mundo muy posiblemente se seguirán usando libros, guías y mapas impresos en esas zonas. Y en este siglo XXI la humanidad se enfrenta a varios desafíos importantes que pudieran tomar precedencia sobre la eliminación total de la pobreza en el mundo: El cambio climático (y todas sus consecuencias), el terrorismo, y las posibles crisis energéticas. Una posibilidad es que aunque se descontinúen en el futuro las ediciones impresas, para el uso de las zonas pobres que no tengan acceso a las telecomunicaciones se impriman en papel los textos digitales.

Eventualmente, tarde o temprano, en el futuro sí es de esperarse que los libros impresos en papel se conviertan en reliquias valiosas de la historia, testigos de la generación del conocimiento y la creatividad humanos, y responsables de su transmisión y preservación. Algunos los echarán de menos, sobre todo por su valor sentimental y su existencia como objetos físicos palpables, algunos con visos de obras de arte. Es un precio que tendremos que pagar para ganar a cambio las conveniencias de los textos digitales, de la misma manera que la expresividad y belleza de libros manuscritos dejaron su lugar a los libros impresos a partir del siglo XV.

Continuaremos próximamente con otra entrada tocando otros aspectos de este tema.

Notas
[1] Personalmente yo sería uno de los frecuentes usuarios de esa tecnología cuando transite en forma solitaria en mi vehículo. Tiempo atrás quise adquirir audiolibros para mis frecuentes viajes solitarios de dos a tres horas, pero no hice mucho esfuerzo por conseguirlos. Aunque los CDs de música ayuaron a paliar el tedio, hubiese gustado mucho también escuchar libros.

[2] Andrei Sakharov, Saturday Review/World, 24 de agosto de 1974, citado en The human rights movement, 1969-1979, http://www.aip.org/history/sakharov/humrt.htm, (5 de octubre de 2007).

Foto
Old Book
© Izaokas Sapiro Dreamstime.com

6 comments:

Janneth Pinzón said...

Hola Yoan. Muy buena la revisión que haces acerca del tema del cambio de versión de los textos. Particularmente me encantan los libros y la relación personal que uno desarrolla con ellos; sin embargo, cuando lees de bioquímica o biología molecular en texto impreso y luego lo haces en versión digital, con animaciones de temas que pueden ser un poco abstractos, te das cuenta que dichas herramientas permiten entender muchos procesos más rápido, lo cual hace el aprendizaje mas fácil.
Adicionalmente para la versiones impresas, el insumo son los árboles, cosa que no favorece nuestro planeta.
Ojalá todos pudiésemos acceder a la tecnología, pero no es la realidad, por lo que considero que los textos impresos nos acompañaran un buen tiempo más.

YEL said...

Hola Janneth,

Ciertamente los libros de papel son también para mí objetos muy personales, aunque con los ajetreos diarios se me ha perdido un poco de esa sensación.

Muy buen punto lo que señalas de la animación en su ayuda al aprendizaje. Puedo imaginar también su aplicación para los temas de geometría, ingeniería civil, arquitectura, astronomía, etc. El sonido también sería muy útil para, por ejemplo, la zoología.

Va a pasar un tiempo antes de que a nivel mundial el acceso a la tecnología y la Web sea ubicuo, al mismo nivel de la radio y TV. Afortunadamente existen organizaciones que tratan de impulsar eso One Laptop per Child (OLPC) y $100 Laptop News for the Community.

¡Me alegra tenerte por acá!

Saludos y espero que estés muy bien.

Yuan

Laura Yosiam said...

Qué triste es darme cuenta solita de que usted no me cuenta de su blog, mi querido Yuan. Te empiezo a leer a partir de hoy, 15 de dic., 2:13 am...Feliz navidad, my friend.

YEL said...

Hola Laura,

¡Bienvenida por acá! Excúsame por no haberte avisado, pero realmente sí tenía pendiente enviarles pronto a mis amigos un correo electrónico sobre este espacio.

Espero que repitas tu visita, y te animes a compartir tus opiniones y comentarios. Déjame saber sobre todo qué NO te gustan del espacio.

Faltan unos días para la Navidad, pero te deseo también desde ahora unas muy felices festividades.

Muchos saludos para todos allá.

Yuan

Franziska said...

El trabajo ha sido completo desde todos los puntos de vista. Si me lo permites, voy a hacer por no entregarme a la aceptación de la totalidad de las circunstancias. Se dijo que la televisión acabaría con la radio -esto ha sido verdad para algunas personas- sin embargo, no ha sido así y cada día se fortalece más.

Soy usuaria de Internet porque es una herramienta que tiene sus ventajas pero también inconvenientes. El almacenamiento de la información no es eterno y con la vista de los usuarios, tampoco se comporta demasiado bien. No quiero llegar a pensar en la fatiga que un texto largo puede llegar a producir.
Las traducciones realizadas por robots son penosas.
Desde mi punto de vista a quienes les puede facilitar mucho sus estudios y comunicaciones, es, como tú dices. a los invidentes y ésto por sí mismo es de vital importancia para este colectivo.

Es una herramienta a la que el usuario ha de someterse y en la que pueden colarse errores de bulto (como me ha pasado con mi última entrada: "ranacimiento" por renacimiento sin que esta "engreída" se haya dado cuenta).

De todos modos, es una realidad ya imparable y tu trabajo exhaustivo. es compartido por mi en la mayoría de tus puntos de vista.

Oh, se me olvidaba lo más importante: es un mecanismo fiscalizador implacable: una vez que entras con tu carné de identidad, ahí te quedas fichado de por vida y no podrás escabullirte de pagar los más injustos impuestos que te reclamen porque saben todo acerca de ti: cuanto dinero tienes en el banco, dónde trabajas, cuánto tiempo has trabajado, cuál es tu estado civil, qué estudios, etc., etc., este artilugio también lleva cuenta de cuantas veces consultas un determinado espacio o web, y qué buscas exactamente.

Saludos cordiales. Te ruego me perdones lo extenso de mis comentarios pero hay que reconocer que tienes un poco de culpa porque los temas que cuelgas son muy interesantes y a ver quién se puede callar.

YEL said...

¡Hola Franziska!

Muchas gracias por sus comentarios tan interesantes. Y de ninguna manera la perdono por su extensión porque simplemente no hay nada que perdonar, por cuanto me encantan que comenten, opinen, y critiquen (constructivamente).

Bien, concuerdo con que todavía existen muchos inconvenientes con la implementación de la tecnología, pero pienso que la mayoría de ellos tarde o temprano con el tiempo serán solucionados. Lo que usted menciona de la radio es un punto cierto e interesante. Ahora bien, debemos tomar en cuenta que la radio sí tiene sus ventajas con respecto a la TV y públicos a los que la TV no llega: la producción de un programa radial tiende a ser más barata que uno similar para la TV, y existen momentos en que la imagen de la TV simplemente no es útil, por ejemplo, para un conductor de vehículo o un trotador ejercitándose.

Creo que el tema de la privacidad de los usuarios es algo todavía en evolución y que seguirá mejorando. Hay algo que pienso todos debemos tener en cuenta: con tantos portales ofreciendo servicios gratuitos a sus usuarios (los correos electrónicos, los portales sociales, buscadores, etc.), debe existir algún mecanismo para su sustento económico. La mayoría de ellos utilizan el mecanismo del mercadeo. De ahí pasan al refinamiento y tratan de recabar las preferencias de sus usuarios. Pienso que un paso importante es ser claro transparente en el manejo de este tema: los usuarios deben ser informados de las informaciones que se van a recabar, y tener derecho a consentirlo o no. Claudia Chez escribió algo al respecto en:

Facebook y la declaración de derechos de los usuarios de Internet


Un real placer tenerla por acá Franziska. Que esté muy bien y reciba mis saludos.

Yuan

P.D. Por favor me disculpa por la tardanza en contestar este comentario suyo. Ya vendrá por allí, espero que pronto, la segunda parte de este tema.